El psicópata integrado

Antes de comenzar quiero aclarar que lo que voy a exponer aquí está en estudio constante en Psicología. Hay investigadores que afirman que la psicopatía es lo mismo que la sociopatía y otros barajan la posibilidad de que sean trastornos diferentes. Por tanto, voy a exponer lo que he aprendido de este tema leyendo a varios autores, investigando por mi cuenta y cursando la carrera de Psicología. También tengo que decir que sé lo que es un psicópata porque he tenido contacto con varios a lo largo de mi vida. Dicho esto, os animo a dar vuestra opinión al respecto y espero aportaciones de aquellas personas que deseen ampliar la información o quieran rebatir alguno de los argumentos que me dispongo a exponer.

También debo decir que en este artículo suelo emplear el género masculino para determinar al psicópata, pero que también hay mujeres psicópatas tan peligrosas o más que los de género masculino.

Hay varios tipos de psicópatas, el más común y el más difícil de detectar es el psicópata integrado también llamado de la "variedad jardín". ¿Cómo es?

El psicópata oculta su verdadera personalidad

Los psicópatas integrados son personas que tienen que hacer un papel en la sociedad para ser admitidos. Si mostraran su personalidad real serían expulsados del grupo al que pertenecen y necesitan al grupo para satisfacer sus necesidades especiales. Digo especiales porque poseen una personalidad y una lógica completamente distinta a la persona común. No podemos analizar su forma de pensar desde nuestra lógica. Su conducta nos es extraña, tienen necesidades diferentes. Sienten y piensan de un modo que ha sido investigado por la Psicología desde hace años. Su cognición es un enigma para el ser humano común que cree saber cómo es el prójimo por aproximación a sí mismo, pero que desconoce que hay personas con este trastorno de la personalidad.

Infancia:

Desde pequeños comprenden que son diferentes y observan a los demás para descubrir qué es lo que no encaja, ¿Por qué son diferentes? Ellos tampoco lo saben. Aprenden a ocultar su lado oscuro para no ser castigados por sus padres o profesores. Usan la mentira desde tan pequeños que en la madurez son expertos mentirosos y a la vez detectores de mentiras. Se cree que los psicópatas son buenos leyendo a las personas y tiene su lógica, llevan toda la vida analizando al individuo común y tratando de manipularle para conseguir sus objetivos. Les divierte engañar a los demás y conseguir lo que quieren por medio de sus artimañas.

Hay estudios que determinan que en la infancia suelen jugar a mutilar animales porque disfrutan viéndoles sufrir. Hay menores comunes que pueden realizar esta conducta y no padecer este trastorno, pero su motivación puede ser otra: la novedad, el juego... No lo hacen para hacerles sufrir por puro disfrute.

No reaccionan como los demás, son egoístas, carecen de inocencia, mienten mejor, no se responsabilizan de sus actos, no sienten remordimientos y muestran una aparente madurez. Todo el tiempo tienen que ocultar sus necesidades por evitar la reprimenda de los adultos.

Modo de actuar del psicópata integrado:

Como ya he expuesto antes, para el psicópata es importante tener gente alrededor para usarlos y no aburrirse. Las personas para ellos son objetos, quieren a las personas como pudieran querer a un mueble. En Psicología se denomina la "cosificación" al proceso que realizan en su mente los psicópatas en el que dejan de ver a los seres humanos como personas menospreciando su valor. Pasan a ser piezas de un ajedrez maquiavélico, por así decirlo. Ellos son la reina, tú sólo eres un peón. Tengo que añadir que la "cosificación" es un proceso común que realizan por lo general todos los tipos de maltratadores, al igual que lo hace la publicidad sexista con las mujeres, por poner un ejemplo ajeno a este tema.

La estrategia psicópata:

Para un psicópata existen dos tipos de personas: los "esclavos" y las víctimas. Los esclavos son personas  clave para la consecución de algún deseo especial que quieren conseguir. Manipularán a su entorno para que hagan aquello que ellos quieren, pero de una forma tan sutil que el "esclavo" no se da cuenta. Piensa que realiza determinada conducta por sí mismo o que conoce una determinada persona porque el psicópata le ha hablado de él o ella. En eso consiste la manipulación que ellos realizan. Cuando quieren acabar con una víctima comienzan una profunda campaña de desprestigio de la persona para que los familiares y amigos que están alrededor de ésta comiencen a tomar posiciones cercanas al psicópata sin darse cuenta. Por eso es muy importante no creer el descrédito que hace una persona sobre otra hasta no saber si realmente es verdad lo que nos están contando. Un psicópata sabe muy bien que cuando una persona escucha comentarios negativos sobre otra y se deja influenciar por ésta información no volverán a mirar a esa persona con los mismos ojos.  Se trata de un proceso psicológico que se produce en la mente del que escucha. La persona influenciada por coherencia con sus esquemas mentales, producidos por los comentarios del psicópata, aislará e incluso llegará a criticar a la víctima sin darse cuenta de que ha sido manipulada. Pensarán que cualquier conducta posterior de la víctima, ya sea agresiva o defensiva al sentirse atacada, es propia de alguien con maldad o inestable, incapaz de defenderse con normalidad, incapaz de comunicarse eficazmente. No comprenden que una persona cuando está siendo víctima de un psicópata sufre un daño profundo en su autoestima. Es lo que suele suceder con las personas que han sido maltratadas. Llegan incluso a pensar que es culpa de ellas mismas por la manipulación que realiza el agresor sobre la familia y sobre la propia víctima, que comienza a infravalorarse y a menospreciarse como consecuencia de la agresión que está sufriendo y que por disonancia cognitiva no puede llegar a comprender que esa persona, que unas veces es un ángel y otras es un demonio en realidad es posiblemente un psicópata o un maltratador. Cuando la víctima busca ayuda en las personas de alrededor, que ya están manipuladas, se encuentra en soledad porque no la creerán. El psicópata ha hecho bien su trabajo. Ha ido por delante puesto que siempre ha tenido un sólo objetivo: dañar a su víctima de forma sutil. Así pueden torturar a una persona, dejarla aislada y mentir hasta la saciedad para acabar con ella. Es la forma más sencilla de dar rienda suelta a su maldad sin ir a la cárcel o ser expulsados del grupo o la familia a la que pertenecen.

Los esclavos pueden pasar al rol de víctimas con facilidad. Sólo tiene que haber un cambio de metas en la mente psicópata para darse cuenta de que se ha cometido un error, pero ya será tarde para la primera víctima y tarde para ellos mismos.

La sociedad individualista beneficia al psicópata

El valor de afiliación es muy importante para el ser humano. A lo largo de la evolución de la especie humana el estar en grupos facilitaba la supervivencia. El ser humano aprendió a convivir como estrategia para aumentar sus posibilidades de seguir con vida y procrear. No se sabe bien en qué momento de la evolución aparecieron los psicópatas y por qué no se eliminó, por selección natural, este tipo de personalidad tan destructiva. El caso es que siguen aquí y cada vez se sienten mejor integrados. Esta integración se produce mejor en las sociedades individualistas y narcisistas. La falta de valores éticos facilita su modus operandi.


Entradas populares de este blog

Dinámica de grupo para selección de personal: Detección de competencias profesionales.

Diez puntos fuertes de Internet para hacer marketing