¿Somos Robots inmunes a la pobreza ajena?

La pobreza aumenta con la crisis
El otro día me sucedió algo que me hizo reflexionar sobre mí misma y sobre nuestra sociedad. Somos como robots inmunes a la pobreza que cada día aumenta en nuestro entorno más cercano.  

Era viernes por la noche y tenía mucha prisa por llegar a un bar a tomar una cerveza con su respectiva tapa. Disfrutaba de una conversación alegre y distendida cuando de repente se acerca un hombre y nos pide dos Euros para pagar el autobús. Apenas le miramos, seguíamos en nuestras risas y en las prisas del momento cuando nos dijo que había tenido un accidente y que venía del hospital. Casi sin mirarle vi que tenía una escayola en el brazo izquierdo y un parte de accidente en la otra mano. Entonces se pusieron en alarma mis circuitos y me paré ante él. Apenas le había mirado y el hombre estaba accidentado y con un problema real, que yo podía solucionar en ese mismo instante y ni siquiera le había mirado detenidamente. 

Le dimos el dinero y le preguntamos qué le había pasado, nos contó que tuvo un accidente con la moto por la mañana y que le habían llevado al hospital los servicios de emergencia, porque tenía un brazo roto, contusiones y moratones por todo el cuerpo, no tenía dinero porque en el accidente había perdido la cartera, el móvil no le funcionaba por el golpe y la ropa la llevaba sucia y rota al haber rodado por el suelo.

Llevaba horas intentando que alguien le diese lo suficiente para irse a su pueblo en autobús y después de cinco o seis horas consiguió que sólo dos personas le escucharan y le dieran el dinero que necesitaba. 

Me sentí avergonzada puesto que en un primer momento pensé que sería uno que quería coger el bus gratis o que iba a gastarlo en droga o en alcohol, sin embargo el hombre estaba necesitando ayuda real y nadie le escuchaba. Entonces pensé que todos podríamos sufrir un percance semejante y que nadie sea capaz de ayudarte debe de ser una sensación espantosa.

Me puse a reflexionar y comprendí que sobre todo ahora nos estamos volviendo inmunes a la pobreza ajena. La crisis económica está aumentando a pasos agigantados los niveles de pobreza en España, según un estudio de Cáritas el 22% de los hogares españoles vive por debajo del umbral de la pobreza y ya es habitual la imagen de personas rebuscando en la basura en cualquier parte de nuestro país. Según datos del diario Público en España hay más de 11,5 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social y las cifran no paran de subir. Ver noticia