Ser coherente consigo mismo/a

Tengo una amiga a la que adoro que está pasando por una mala etapa. Trato de ayudarla, pero a veces no se como, la veo, la escucho, la siento pero a veces me miente. Me duele que me mienta, pero me duele más que se mienta a sí misma. Yo al fin y al cabo no soy más que una amiga que toma café con ella, por ejemplo, pero ella cierra su puerta al mundo y se queda. No sé si cuenta a alguien la verdad, si no la cuenta, tal vez se crea sus propias mentiras.

Se que me miente, pero sigo queriendo ser su amiga, hay algo que me lleva a tratar de ayudarla, tal vez porque yo también sufrí en el pasado y trato de sacarla del pozo en el que se siente. Amiga.... por favor... no me mientas, yo sólo trato de ayudarte, no voy a juzgarte, no quiero lastimarte, sólo quiero que seas feliz. Sólo quiero que seas más fuerte, sólo quiero que te recuperes, sólo quiero verte reir con una sonrisa limpia, clara, que ilumine tus pupilas y todo tu rostro brille de felicidad. ¿No lo comprendes?

Trato de darte mi consejo, no soy psicóloga, no soy experta en la vida, no soy una supermujer, pero sólo quiero estar ahí. Cuídate amiga, hay personas que no quieren que seas perfecta, sólo quieren que vivas y seas feliz y hagas felices a los que viven contigo.

Me da igual lo que elijas, sólo elige aquello que te haga feliz, aquello que te aporte amor y felicidad, aquello que te hace mejor persona, aquello que te aporta razón y te hace sonreír sin parar..... ¿No lo ves?

Hay personas que merecen tenerlas cerca, al igual que hay que alejarse de aquello que nos aporta dolor. Y sólo nosotros mismos podemos alejarlo...

Las decisiones las tomas tú, tú eliges lo que pasa en tu vida, no valen escusas....

Un amigo puede perdonar una mentira, pero sobre todo... no te mientas a ti misma.

Amiga, te quiero mucho y espero poder ayudarte. Sé que me has mentido, pero no te voy a dejar de querer por ello, porque quiero darte otra oportunidad para que seas feliz, sólo quiero eso... ¿No lo comprendes?



Amiga, no lo olvides nunca, te quiero mucho y quiero con toda mi alma que seas feliz. 

Me preocupo por ti.

Me importas.

Te valoro.

Veo cosas preciosas en ti.

Veo que vales millones.

Veo que estaré contigo para que te pongas buena y para que si caes, poder ayudarte a levantarte.

Te quiero amiga.

Entradas populares de este blog

Dinámica de grupo para selección de personal: Detección de competencias profesionales.

El psicópata integrado

Diez puntos fuertes de Internet para hacer marketing