¿Qué puede aprender la empresa del ejército?

Implicarse en la empresa
¿Qué puede aprender la empresa del ejército?

Voy a tratar de responder esa pregunta hablando de mi experiencia de trabajo en el Ministerio de Defensa dándole un enfoque de Recursos Humanos. 
No he sido militar, pero he trabajado por un tiempo con ellos y he aprendido desde dentro determinadas cosas que me parecen interesantes para el mundo empresarial. 
¿Se podría aplicar a los Recursos Humanos de la empresa los valores del ejército? Después de reflexionar sobre el tema he llegado a estas conclusiones:

La cultura del ejercito es clara y además se hace saber a todos:

Cuando alguien se quiere dedicar al mundo militar sabe, desde el primer día, a donde va. En el período de instrucción va aprendiendo la filosofía de su "empresa". El ejército tiene muy claros cuáles son los valores, la misión, la visión, en definitiva, tiene una cultura empresarial totalmente instaurada y además es comunicada desde el primer día a todo el personal. Si los valores del candidato son acordes con la empresa en la que va a trabajar se enrola en ese barco sin dudarlo, si por el contrario, no están en línea con su filosofía y valores no se le pasará por la cabeza entrar en ese sistema.

En la empresa pasa igual, si ésta tiene establecida una cultura o filosofía, una misión y unos valores y además se las hace saber al personal empleado, éste se podrá implicar en la organización y tomarlos como propios. Si por el contrario no sabe qué se espera de él, qué funciones tiene, cómo mejorar los procesos, qué puede hacer para ascender, etc. puede desmotivarse al llevar un tiempo en ella. 

Como crítica hacia el ejército yo establecería la inflexibilidad al cambio y que la comunicación no es en ambas direcciones, es decir, el mando comunica y el soldado escucha, pero el soldado difícilmente puede opinar sobre lo que está bien o mal. Por otra parte... ¿acaso eso no pasa también en algunas organizaciones?

Las competencias que se fomentan en el ejército podrían llevar al éxito a una empresa:

Todos hemos visto a un soldado alguna vez y seguramente deben ser los mejores empleados que existen, son formados para ser cada vez mejores, son instruidos para el éxito. Los que sienten como suyos los valores del ejército se quedan en él y no se ven en otro sitio. ¿Será porque sienten que su vida ahora forma parte del ejército?

Si una empresa consiguiera que sus empleados se implicaran de tal forma en ella tal vez tendría mejores resultados, menos bajas y unos empleados más fieles. 

Pues entonces habrá que trabajar con cada empleado que quiera seguir nuestra filosofía estas competencias:
  • La excelencia.
  • El aprendizaje.
  • La motivación hacia el éxito.
  • El trabajo en equipo.
  • El conocimiento técnico.
  • La resolución de problemas.
  • La mejora continua.
  • La planificación y la organización.
  • La resistencia a la tensión.
  • La implicación.
A la vez también me gustaría decir que el Ejercito, desde mi modesta opinión, también debería aprender algunas competencias que tiene muy olvidadas, como son la flexibilidad, adaptación al cambio, la escucha activa, la empatía, etc.



Me gustaría saber tu opinión al respecto.




Entradas populares de este blog

Dinámica de grupo para selección de personal: Detección de competencias profesionales.

El psicópata integrado

Diez puntos fuertes de Internet para hacer marketing