1º Practicar el optimismo

Amar y ser optimista
Hay personas que son optimistas por naturaleza, pero los que no lo somos tanto, podemos practicar el optimismo. Según el libro "La ciencia de la felicidad" de la Doctora en Psicología Sonja Lyubomirsky para ser más felices tenemos que mejorar nuestra perspectiva de las cosas, evitar los pensamientos negativos que nos limitan a nosotros mismos y practicar el optimismo.

Según esta autora las personas optimistas se limitan menos, tienen más éxito en su vida personal y profesional y se enfrentan de una forma más activa y efectiva a las dificultades que se producen a lo largo de la vida. Además las personas optimistas tienen más autoestima, se manifiestan más positivos y tienen más vitalidad.

Por tanto tenemos muchas razonas por las que practicar el optimismo y vamos a ver un método para conseguirlo:

1º Detectar los pensamientos que nos provocan barreras y neutralizarlos:

Hay ciertos pensamientos que automaticamente son pesimistas. Si los detectamos y somos conscientes de que no debemos tenerlos quizás nos esforcemos en eliminarlos de nuestra mente y mejorar nuestra perspectiva de las cosas.

Un ejemplo que no ayuda en absoluto a tener pensamientos positivos es la expresión: "Piensa mal y acertarás". Esta expresión es pesimista, produce desconfianza en todo lo ajeno y tiene una dosis muy amplia de negatividad.

Pongamos un ejemplo: Supongamos que una amiga tenía que llamarte por teléfono, pero no lo hace. Con el "piensa mal y acertarás" pensaríamos: Mi amiga me ha dejado tirada, ya no me quiere. 

Debemos detectar que este pensamiento provoca una barrera en nuestra capacidad de ser felices y tenemos que neutralizarlo. Seguro que nuestra amiga no ha podido llamar o lo ha olvidado en ese momento y se sentirá avergonzada por no haberlo hecho y cuando pueda llamará. 

Otro ejemplo sería cuando nos enfrentamos a un examen: Si sólo pensamos en que vamos a suspender probablemente se haga realidad porque nuestra mente no estaba preparada para esa prueba.

Podemos poner miles de ejemplos de pensamientos que limitan la capadidad de ser felices. Si lo que todos ansiamos es ser más felices ¿Por qué pensar tan negativamente de aquellas personas que nos quieren? ¿Por qué poner límites a nuestras capacidades antes de medirlas en un examen?

Detectar este pensamiento es clave para saber que nos limitan y que tenemos que reducirlos al máximo para dar una visión más optimista de las cosas.

Entradas populares de este blog

Dinámica de grupo para selección de personal: Detección de competencias profesionales.

El psicópata integrado

Diez puntos fuertes de Internet para hacer marketing